solteros Mexico
Eventos y Lugares GDL <<Volver al Indice

 

EL SITIO DEL ENCUENTRO

MensajePublicado: Jul 10 2016    Título: EL SITIO DEL ENCUENTRO
AMADEUS | Mensajes: 249 | Usuario Bronze Usuario Bronze

En la vida, los seres humanos en algún momento de nuestra existencia, recorremos alguno de los cuatro caminos, a saber:

1.- El Camino de las Lágrimas o del Dolor.

2.- El Camino de la Felicidad.

3.- El Camino del Encuentro con uno mismo.

4.- El camino del Encuentro con los demás.

Dos aspectos importantes de nuestra existencia son el Encuentro con nosotros mismos y el Encuentro con los demás.

Espero que en el SITIO DEL ENCUENTRO tratemos temas referentes tanto al encuentro con nosotros mismos como con los demás.

Siendo el Ser Humano un ser social no podemos vivir aislados, y para ello debemos encontrar a otros seres humanos e interactuar con ellos.

Espero este sitio nos permita el Encuentro tanto con nosotros mismos como con otras personas.

Feliz Domingo!

Responder

MensajePublicado: Jul 10 2016    Título: El Don de las estrellas
AMADEUS | Mensajes: 249 | Usuario Bronze Usuario Bronze

El Don De Las Estrellas
Og Mandino

Aléjate de la muchedumbre y de su afán infructuoso de fama y oro.
Nunca vuelvas atrás la vista una vez que hayas cerrado tu puerta al deplorable tumulto de la codicia y el infortunio.
Pon a un lado tu onerosa carga y descansa, hasta que tu corazón haya recuperado la calma.
Conservate en paz.
Ya es más tarde de lo que piensas, pues tu vida terrena, en el mejor de los casos no es más que un parpadeo entre dos eternidades"

Responder

MensajePublicado: Jul 13 2016    Título: El amor...
AMADEUS | Mensajes: 249 | Usuario Bronze Usuario Bronze

Porque fuerte es como la muerte el amor;

Duro como el sepulcro el celo: Sus brasas, brasas de fuego,

Fuerte llama.

7 Las muchas aguas no podrán apagar el amor,

Ni lo ahogarán los ríos.

(El Cantar de los Cantares. Capítulo cool.gif

Responder

MensajePublicado: Jul 20 2016    Título: BESOA BESO; GOLPE A GOLPE
AMADEUS | Mensajes: 249 | Usuario Bronze Usuario Bronze

BESO A BESO; GOLPE A GOLPE

No es el Amor lo que conduce a la forma de relacionarse; es la buena forma de relacionarse la que produce el Amor. En efecto, no es el sentir "amor" lo que permite nos relacionemos en forma adecuada con los demás, incluyendo a la persona amada. La forma de relacionarnos con los demás está más bien relacionada con el carácter, el estado de ánimo y la educación de la persona. Las relaciones humanas no siempre son tan fáciles como podría suponerse, y que decir de las relaciones de tipo sentimental y amorosa, tampoco son tan fáciles de darse en la realidad. ¿La razón? Que en dichas relaciones interactúan dos personas, con su carácter propio, con su estado de ánimo, con sus hábitos y costumbres, con su nivel de educación, con las influencias de su propia familia de origen, y también con heridas y problemas del pasado, es decir, con decepciones amorosas anteriores, experiencias s*xual (no siempre satisfactorias) y en ocasiones con problemas emocionales de origen pasado no resueltos aún en el presente entre otros factores.
Normalmente solemos pensar que la reacción a un beso es otro beso, que la reacción al amor y al afecto es amor y afecto en respuesta, pero No siempre es así. En la realidad, con frecuencia la reacción a un beso amoroso es indiferencia, o un rechazo, o una aversión, o un simple gracias. En la realidad no siempre el amor genera amor, en ocasiones genera indiferencia o incluso rechazo. ¿La razón? Bueno, para que se de amor entre dos personas, se requiere de dos personas dispuestas a amar y ser amadas. Con frecuencia defino al amor como una unión de voluntades, si, de dos quereres, pero quereres de voluntad, de querer es poder. Puedo amar a una mujer hasta el infinito, pero por más que le ame, no puedo amar por ella, ni puedo querer ser amada por ella, porque tanto el amar como el ser amado son dos funciones muy íntimas de la persona o del alma si le quieren llamar así.
Hay personas que en el amor saben relacionarse beso a beso, es decir, que saben amar y ser amados uno para el otro, y estas parejas podrían calificarse de felices en el margen de la realidad humana, no de los cuentos de hadas, ni de las novelas ni películas románticas. Pero hay parejas que viven relaciones difíciles o tumultuosas, relaciones que podrían definirse beso a golpe o beso a indiferencia, se dan cuando una de las parte quiere al otro, pero el otro -quien quiera que sea, hombre o mujer-, no quiere ni corresponde al amor del primero.
Y hay relaciones que podrían definirse golpe a golpe, es decir, parejas con una relación destructiva, en la que tanto uno como el otro viven y se la pasan intentanto haciendo daño al otro, es la relación basada en el desquite, en el resentimiento, en el rencor, en el odio y la venganza

Responder

MensajePublicado: Jul 22 2016    Título: ILUSIÓN Y DESILUSIÓN
AMADEUS | Mensajes: 249 | Usuario Bronze Usuario Bronze

LA ILUSION, LA DESILUSION

Amar depende de nosotros, pero el ser amados depende de otra persona, no depende de nosotros. En la práctica clínica hemos encontrado a muchas personas, tanto hombres como mujeres que aman a otra persona, pero que no son amados por la misma. De hecho, hay matrimonios de años, constituidos por personas que no se aman el uno al otro en forma recíproca, pero que viven en la ilusión de que si son amados, hasta que surge alguna circunstancia y se dan cuenta de que no eran amados por la otra persona a la que ellos o ellas amaron. Surge entonces la desilusión, que no es otra cosa que el despertar, es decir, el desvanecimiento de la ilusión.
Para ilustrar este tema de la ilusión y de la desilusión, narraremos un cuento nacido en Oriente hace aproximadamente 1500 años. Había una vez un Rey muy poderoso y tirano y un hombre sabio y bondadoso. El hombre sabio planea algo para liberar a su pueblo de la tiranía del Rey. Varios de sus discípulos se pelean para que el Rey los condene a ser decapitados . El Rey se sorprende de esa decisión suicida masiva y empieza a investigar hasta que "descubre" en las escrituras sagradas un texto que asegura que quien sea muerto a manos del verdugo, el primer día después de la luna llena, renacerá y será inmortal. El Rey, que lo único que temía era a la muerte, considera la oportunidad de alcanzar el renacimiento e inmortalidad, decide pedirle a su verdugo que le corte la cabeza en la mañana del día señalado. Eso fue lo que sucedió y, por supuesto, por fin el pueblo se liberó del tirano. Los discípulos preguntaron al hombre sabio: ¿Cómo pudo el Rey que oprimió a nuestro pueblo , astuto como un chacal, haberse creído algo tan infantil como la idea de renacer y de seguir viviendo eternamente después que el verdugo cortara su cabeza?
Y el maestro sabio respondió: "Hay aquí algo para aprender ... nadie es más vulnerable a creerse algo falso que aquel que desea que la mentira sea cierta.
Miles de personas viven sus vidas en pareja o en compañía creyendo que son queridas por aquella persona que No las quiere y en ocasiones que no las quiso nunca.
El ser humano quiere, ambiciona, desea tanto ser querido, es tanta su necesidad de ser amado, que llega a creer que es amado o amada. Tenemos tantas ganas, tantos deseos de creer esa ilusión o mentira (como el rey del cuento) que pasamos por alto que sea evidente su falsedad.

Responder

MensajePublicado: Jul 24 2016    Título: TRES CAUSAS DE DESENCUENTRO
AMADEUS | Mensajes: 249 | Usuario Bronze Usuario Bronze

TRES CAUSAS DE DESENCUENTRO

La primer causa de desencuentro es cuando nos damos cuenta de que no somos amados, de que no somos queridos por aquella persona a la que queremos o amamos. Nadie es tan vulnerable a creerse algo falso que aquel o aquella que desea que la mentira sea cierta. El querer, el desear ser amados se encuentra en la base de la ilusión amorosa de muchos hombres y de muchas mujeres. Existen casos en que la otra persona se lo dice claramente y en forma directa: "Yo no te amo... No te quiero" Y aún así la persona, hombre o mujer sigue creyendo con firmeza que es amado (a). Schopenhauer ilustra lo anterior con una frase que dice así: "Se puede querer, pero no se puede querer lo que se quiere"
La segunda causa de desencuentro es cuando pretendemos medir o evaluar el amor de la persona que amamos, conforme a nuestra propia forma de amar. Sin tomar en cuenta que todos los seres humanos, hombres y mujeres, somos seres individuales, únicos, irrepetibles, con una formación, una educación, un carácter o temperamento y un pasado, por lo cual nuestro comportamiento, así como nuestras actitudes y formas de amar y de expresar el amor son también, únicas e irrepetibles. En otras palabras, así como no hay dos personas iguales, no existen dos formas iguales de amar. Es causa de desencuentro el hecho que queremos ser amados conforme a nuestra forma de amar, esto nos lleva a considerar en forma errónea: " No me quiere como yo la quiero " y mucho menos, claro está: "Como yo quisiera que me quiera". Así que mi forma de amar o de querer, no es la misma que la de los demás y viceversa. Entre más rápido las parejas se den cuenta de la realidad de que, él quiere de una forma, y ella quiere de otra forma, y lo acepten, mejor para ambos.
La tercer causa de desencuentro es el orgullo, la vanidad, el egoísmo. Un Ego inflado es con mucha frecuencia la tercer causa de desencuentro entre las personas, es decir, la persona se cree ser tanto, alguien tan grande, tan especial, tan fabuloso, tan maravilloso, tan extraordinario, que los lleva a considerar ¿Dónde vas a encontrar a alguien como yo... Que te quiera como yo? ¿Cómo no quererme a mí?. En la realidad es tan fácil no quererme a mí como no querer a cualquier otro, o no quererte a tí o no querer a cualquier otra. Podemos amar a otra persona, pero no podemos hacer que esa persona nos ame, tampoco podemos amar por esa persona.
Las tres causas de desencuentro pueden ser evitadas: Primero siendo objetivos y observar si la persona que queremos o amamos nos quiere o no. Segundo saber de antemano que la forma de amar o querer de la persona que quiero o que amo, es distinta a mi forma de querer. Y finalmente, Tercero: Ser humildes y tener presente que ser amados no depende solo de los que hagamos nosotros, ni de lo que seamos, ni depende de nuestra decisión o voluntad.

Responder

MensajePublicado: Jul 25 2016    Título: EL AMOR ETERNO ¿ES UN MITO?
AMADEUS | Mensajes: 249 | Usuario Bronze Usuario Bronze

EL AMOR ETERNO ¿UN MITO?

¿Existe el Amor Eterno? - Sí existe y la canta Rocío Durcal ".

Con frecuencia los seres humanos nos cuestionamos acerca de la existencia del Amor, y más aún, del Amor Eterno, del Amor aquel que dura "Para siempre" "Para toda la vida" "El Amor que dura hasta la muerte" o por lo menos "Hasta que la muerte nos separe". El Amor eterno, es un amor idealizado, por decirlo así sobrenatural, sólo así es capas de sobrevivir, de vencer todos los obstáculos, todas las adversidades, todas las tentaciones, todos los desencuentros, todos los disgustos, todas las decepciones, todas las debilidades humanas, todas las imperfecciones del carácter.
Puede el Ser Humano, una criatura limitada, finita, perecedera, conocer, realizar, probar, vivir el Amor Eterno? En el mundo ideal si puede hacerlo, más en el amor humano, en el amor real, el ser humano, solo puede conocer, realizar, probar, vivir, un amor limitado, finito, perecedero, vulnerable, susceptible a aparecer y desaparecer, de crecer y decrecer y aún más, susceptible a extinguirse y desaparecer, a experimentar la muerte del amor.
Al plasmar estas ideas sabemos de antemano que muchas personas nos odiarán o por lo menos disentirán de lo aquí afirmado. ¿Cómo sabemos lo anterior? Pues por la sencilla razón que una gran mayoría de seres humanos, desean creer con toda su alma en la existencia del Amor Eterno.
En la realidad, el Amor Eterno es solamente un mito, y quizá el más dañino y el difundido de los mitos, el cual promueve la falsa idea de que "el verdadero amor" es eterno. Los que lo sostienen pretenden convencernos de que si alguien te ama, y su amor es verdadero, te amará para toda la vida. Y que si tu amas verdaderamente a alguien, éste amor durará por siempre.
En la realidad lo que es frecuente y cotidiano, en la vida de muchas personas, es un amor humano, que a veces se aletarga, decrece, se consume, se apaga y en ocasiones termina y muere... Todo lo contrario del ideal humano del Amor Eterno.
Estoy diciendo que podemos los seres humanos dejar de querer, dejar de amar y por supuesto, también podemos dejar de ser queridos, dejar de ser amados.
El Ser Humano sufrirá menos si se deshace de una vez para siempre del mito del Amor Eterno y en su lugar busca y valora un Amor Humano que no puede ser eterno pero que puede ser real aunque finito. Vionicios de Moraes decía: "El amor es una llama que consume. Y consume porque es fuego. Un fuego eterno... Mientras dure"

Responder

MensajePublicado: Jul 26 2016    Título: PROBLEMAS AFECTIVOS
AMADEUS | Mensajes: 249 | Usuario Bronze Usuario Bronze

PROBLEMAS AFECTIVOS

Los problemas afectivos son muy frecuentes y comunes, existen personas que quieren ser queridas más de lo que son queridas, otras personas quieren dejar de querer a quien no las quiere, lo cual les resulta muy doloroso, otras personas quisieran querer a una persona a la cual no quieren o quererlas más. No siempre el amor que das es el amor que recibes, hay ocasiones en tú puedes querer o amar mucho a una persona, pero dicha persona no te quiere lo suficiente o simplemente no te quiere en absoluto. También hay casos en que una persona te quiere o te ama mucho y tú no le quieres o amas lo suficiente o incluso no le amas en absoluto.
Hay ocasiones, generalmente dolorosas, en las cual una persona quisiera dejar de querer o de amar a otra persona. Pero en todas las ocasiones expresadas, hay un común denominador y es que el querer o el amar no es una función voluntaria, no es un querer querer ni un querer amar. El amor no depende de la voluntad. Cuando una persona te dice "quisiera quererte" te está diciendo que no te quiere o cuando tú le dices que quisieras quererle, le estás diciendo que No la quieres.
Una persona es emocionalmente sana cuando puede amar y ser amado, es decir, puede dar amor y puede recibirlo. Podemos llegar a creer que todo mundo puede recibir amor, que es fácil recibir amor, pero la realidad es que no resulta tan fácil. De hecho, con frecuencia en la realidad, una persona no puede amar porque tampoco puede recibir amor.
La insuficiencia afectiva y/o la impotencia afectiva, como su nombre lo indica es un estado en una persona, en el que dicha persona no siente afecto, amor o cariño de ninguna forma hacia ninguna persona. Es frecuente encontrar a personas que dicen que dan más amor del que reciben y se quejan y sufren por ello, pero su situación no es tan desesperada. En realidad las personas que No pueden amar, que no pueden sentir afecto son quienes se encuentran en una situación desesperada. La diferencia está en que unas personas tienen el poder de amar y las otros no tienen ese poder.

Responder

MensajePublicado: Jul 27 2016    Título: VÍNCULOS AFECTIVOS
AMADEUS | Mensajes: 249 | Usuario Bronze Usuario Bronze

VÍNCULOS AFECTIVOS

La palabra vínculo significa lazo, unión o relación que se establece con algo o con alguien.
Los vínculos afectivos son aquellos "lazos sentimentales" que se establecen con una persona, animal o cosa, los mismos se manifiestan por medio de abrazos, hablando o halagando a la persona querida. Estos se manifiestan en la familia o en relaciones sentimentales.
Los vínculos afectivos son pues lazos de tipo emocional, sentimental, sin distinguir si los afectos, emociones o sentimientos son positivos o negativos. El Amor es un vínculo afectivo, pero el Odio también es un vínculo afectivo. Y tanto el placer del encuentro mediante el Amor como el dolor del desencuentro nos vinculan afectivamente con otras personas.
El encuentro con otros seres humanos se logra mediante el Amor humano, el cual es de naturaleza finita, mutable, vulnerable, imperfecta, pero es lo único que puede salvar al ser humano de la angustia de la soledad interior y decimos junto con Juan Jacobo Rosseau. "El amor humano es fuente del genuino y primigenio vínculo interpersonal"

Responder

MensajePublicado: Ago 02 2016    Título: EL ORIGEN DE LA PALABRA AMOR
AMADEUS | Mensajes: 249 | Usuario Bronze Usuario Bronze

EL ORIGEN DE LA PALABRA AMOR

La discusión filosófica moderna acerca de la palabra Amor, comienza con los griegos , quienes se preguntaban acerca de la naturaleza de todas las cosas, también se cuestionaban acerca de la naturaleza del amor y de la palabra amor. Para los griegos, solo aquello que tuviera una naturaleza podría cuestionarse. Sin embargo, definir la palabra amor no es fácil en el presente ni lo ha sido en el pasado, porque hay cierta dificultad de expresar en términos racionales, a un sentimiento que en muchos casos está más allá de la razón.
La palabra amor posiblemente no ha llegado al español directamente del latín. Según Ortega y Gasset los romanos lo aprendieron de los etruscos , un pueblo mucho más civilizado que dominó Roma y que influyó poderosamente en su idioma, su arte y su cultura. La palabra etrusca amor puede estar relacionada con la palabra mama. Corominas sostiene que el latín amare y todos sus derivados son de origen indoeuropeo y que su significado inicial hacía referencia al deseo s*xual.
Los griegos nos hablan de 3 sentimientos amorosos, a saber: eros, philia o phillos y ágape.
El término eros está relacionado con el deseo s*xual, eros es la apasionada contemplación de lo bello, y es lo que se persigue. Eros es hijo de Poros (riqueza) y de Penia (pobreza) . Es pues carencia y deseo y también abundancia y posesividad.
Philia o Philos es el cariño, y la apreciación del otro. Para los griegos el término Philia incorporó no solo la amistad , sino también las lealtades tanto a la familia como a ciudad. La primera condición para alcanzar la elevación es para Aristóteles que el hombre se ame a sí mismo . Sin esta base egoísta Philia no es posible.
Ägape es el amor de honra y cuidado que se da básicamente entre Dios y le hombre y entre el hombre y Dios, extendido desde allí al amor fraternal con toda la humanidad. Ägape utiliza los elementos tanto de eros como de philia. Se distingue en que busca una clase perfecta de amor que es inmediatamente un trascender el particular , una philia sin la necesidad de la reciprocidad.
Todos los filósofos han hablado acerca del amor y su significado, pero hay dos aportaciones fundamentales, una de ellas es la aportación del Psicoanálisis con Freud y la del existencialismo con Sartre.
Para Sigmundo Freud el amor es la sublimación del instinto s*xual, de tal forma que el amor, nos conecta con la vida, eros, que se enfrentará en nuestra vida con el instinto de muerte "Thanatos", transformando nuestro devenir en una lucha entre dos fuerzas, una constructiva, otra destructora, tal como en el Brahamanismo, la fuerza creadora de Brahama y la fuerza destructora de Shiva.
Para Sartre, amar es en esencia el proyecto de "hacerse amar". Como la libertad del otro es irreductible, si deseamos tener su interés y su atención , no basta con tener un cuerpo, es necesario adueñarse de su amor, es decir, llamarle la atención, despertar su interés y más aún su afecto, su querer, su amor.
Para el existencialismo "el amor es una empresa contradictoria condenada de antemano al fracaso" El imposible aparece en la incompatibilidad entre amar y la resistencia a perder la libertad (virtud existencial). Aunque quizá... Quizá no sea así.

Responder

MensajePublicado: Ago 03 2016    Título: AUTOENGAÑOS EN EL AMOR
AMADEUS | Mensajes: 249 | Usuario Bronze Usuario Bronze

AUTOENGAÑOS EN EL AMOR

En la Vida como en el Amor, los seres humanos podemos creer como válido algo que no lo es, algo que es ilusorio, fantasía, una mentira, algo falso, algo engañoso. Por engaños en el Amor no me voy a referir al hecho de que un hombre o una mujer engañe a su pareja con otra persona o que simplemente le engañe haciéndole creer algo que no es. Por engaños en el Amor me voy a referir a algunos tipos de engaño que suelen ser frecuentes, y que consisten en algunas situaciones claras y precisas.
El primer tipo de engaño consiste cuando una persona, sea él o sea ella, ama en realidad a una persona, pero esa persona No reconoce que ama a otra persona. En ocasiones puede no reconocerlo, o simplemente no saberlo. Hay situaciones en la vida, en las que convivimos tan estrechamente con cierta persona, que sin darnos cuenta les amamos, y que llegan a ser muy importantes en nuestras vidas y en ocasiones nos damos cuenta de que amamos a esas personas, solo cuando esas personas ya no se encuentran más a nuestro lado, sea porque contraer un noviazgo o matrimonio o se van a vivir lejos cambiando de residencia. Lo dicho por la canción: "nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido..." es muy cierto y nos sirve para ilustrar éste tipo de engaño. Para evitar éste tipo de engaño, es conveniente que seamos sinceros no con otra persona, sino con nosotros mismos. Si amamos a alguien hay que reconocerlo, aceptarlo y después hacérselo saber a la persona que amamos.
El segundo tipo de engaño consiste cuando somos amados por otra persona, pero esa persona no sabe que nos ama, o no lo reconoce, o no lo acepta, o no quiere amarnos (pero tampoco puede dejar de hacerlo), y por esto mismo, al no saber o reconocer que nos ama, no nos lo dice, no nos lo expresa, condenando a ese amor a permanecer incomunicado, inmanifestado. En ocasiones estas personas se dan cuenta de su amor demasiado tarde, es decir, cuando la persona amada se ha alejado o tiene una nueva relación amorosa. El remedio para evitar éste tipo de engaño es el mismo que el anterior, es decir, ser sinceros consigo mismos, reconocer el amor, aceptar el amor y expresarlo o manifestarlo.

Responder

MensajePublicado: Ago 05 2016    Título: INSUFICIENCIA AFECTIVA; IMPOTENCIA AFECTIVA
AMADEUS | Mensajes: 249 | Usuario Bronze Usuario Bronze

INSUFICIENCIA AFECTIVA, IMPOTENCIA AFECTIVA
En la insuficiencia afectiva, la persona, sea ésta hombre o mujer, hay una deficiencia en la capacidad de dar como de recibir afecto, presentando un estado afectivo de tipo "plano" , deficiente, deprimido, para la generalidad de las personas, si acaso con algunas excepciones. La persona reacciona apenas muy levemente al recibir afecto y le cuesta trabajo para sentir afecto por los demás y por supuesto, le cuesta mucho para expresarlo y manifestarlo.
Pero en la insuficiencia afectiva, el paciente puede sentir algo de afecto, sino para la mayoría de las personas, si para algunos cuantos. Pero existe otro estado más grave, más profundo y es el estado de impotencia afectiva, estado en el que la persona, sea ésta hombre o mujer, no puede, no tiene la capacidad de sentir el mínimo afecto hacia alguien, de tal forma que se encuentra en un estado en el que No puede recibir afecto, y mucho menos puede darlo. Es un estado afectivo plano en el que lo que reina es la indiferencia.
En la vida, los seres humanos estamos expuestos a las ilusiones y a las desilusiones, a los encuentros y a los desencuentros, a las uniones y a las separaciones, al dolor y a las lágrimas. Los seres humanos, -todos sin excepción-, estamos expuestos al engaño, a la traición, al abandono. Eso es ineludible, pero hay personas que logran superar esos engaños, esas traiciones, esas separaciones, esos abandonos, y que sus almas nunca se cierran a la fe, al amor y a la esperanza. Manteniendo su corazón abierto al amor, como manteniendo su mente abierta a la sabiduría. Utilizando esas experiencias en el lado positivo, sacando de ellas enseñanzas profundas en la vida.
Pero hay personas que ante un engaño, o una traición, un abandono, una separación, lo consideran como un fracaso en la vida, pero no como un fracaso normal de la vida, sino más bien como un fracaso de tipo "mortal" (mortal para los afectos) y cierran sus almas tanto a la fe, como a l amor y a la esperanza, cerrando sus corazones al amor y sus mentes las cierran a la sabiduría.
Con frecuencia defino al infierno como un estado en el que el ser humano cierra su corazón al amor y su mente la cierra a la sabiduría. El infierno para mí es ese estado del alma en el que vive excluyendo de su existencia tanto el amor como la sabiduría. Una vida sin amor y sin sabiduría es una existencia dolorosa, con afecto plano, indiferente, en el que la persona NO puede recibir afecto, ni amor, ni placer de nada ni de nadie y que menos aún puede sentir afecto, cariño, amor, deseo, ternura por nada ni por nadie.
En la impotencia afectiva, la persona no puede amar, no puede sentir afecto, y en ocasiones no quiere QUERER, no quiere AMAR, no quiere sentir afecto y se encuentra en un estado de encierro afectivo, en el que rechaza todo tipo de afecto, amor y cariño y en el que se muestra como una persona fría y totalmente indiferente, sin emociones ni afecto alguno.
Tuvimos el caso de una paciente, quien en su juventud, tenía un novio al que quería mucho y con quien pensaba casarse. Pero un día el novio sufrió un accidente al conducir una motocicleta en carretera y perdió la vida. La chica juró en una forma solemne y con tal energía que nunca volvería a amar a otro hombre en su vida, acompañando esa determinación con su ingreso a un convento de los más rigurosos de las Teresitas descalzas.
Es frecuente, tanto en hombres como en mujeres, que luego de haber sufrido un engaño, una traición , un abandono, una separación, se prometan a sí mismos a vivir en una completa soledad, a no amar nunca más a otra persona, y a veces no sienten amor por nadie más, pero esto no es siempre así, en ocasiones si pueden sentir afecto o amor hacia alguien, pero mentalmente lo niegan, lo obstruyen, lo impiden manifestarse, robando a sí mismos la oportunidad de amar y de ser amados. Ale Cllier decía; "EL AMOR QUE NIEGAS, ES EL DOLOR QUE LLEVAS".
Tanto la insuficiencia afectiva y más aún la impotencia afectiva, son trastornos del afecto que deben ser tratados, ya que constituyen en sí, estados patológicos que vuelven a la persona infeliz y en ocasiones vuelve también infelices a los seres que conviven con ellos.
Un ser humano saludable, y mental y afectivamente sano. Es aquel o aquella persona que puede recibir y dar amor y afecto en una forma libre, espontánea, natural.

Responder

MensajePublicado: Ago 09 2016    Título: EL LAZO DEL AMOR
AMADEUS | Mensajes: 249 | Usuario Bronze Usuario Bronze

LOS LAZOS DEL AMOR

El Amor es un vínculo entre dos personas, un lazo, una fuerza que une a dos personas en una sola, poéticamente podríamos decir, El Amor es una energía de unión que convierte a un "Yo" y a un "Tú" en "Un Nosotros". EL lazo, el vínculo del amor es a lo que se refería El Zorro cuando le decía al Principito "domestícame" y Salomón en El Cantar de los Cantares habla de los lazos del amor como " Fuerte como la muerte es el amor... Las muchas aguas no pueden extinguir el amor, ni los ríos lo anegarán..." (Cantar de los Cantares 8.- 6.7.) Simbólicamente en una boda religiosa, el hombre y la mujer se unen en vínculo matrimonial y simbolizan el acto con un lazo que los une a ambos. Ahora bien cabe aquí preguntarnos ¿El Amor es una atadura? Y sí es así ¿El Amor y la Libertad son antagónicos? ¿Y si no son antagónicos el amor y la libertad, hasta dónde el hombre y la mujer puede seguir siendo libres en el amor, y hasta dónde dejan de ser libres en el mismo?
No he encontrado una mejor manera de comprender lo anterior sino con una vieja leyenda de los indios Sioux:
"En una ocasión, llegaron ante el Viejo Brujo de la Tribu, tomados de la mano Toro Bravo, un joven guerrero y Nube Blanca una de las más hermosas jovenes de la tribu. Cuando el Viejo Brujo preguntó a los jovenes la razón de su visita, estos le comunicaron que se amaban y querían casarse, que grande era su amor, pero tan grande como su amor, era el miedo de dejar de amarse, por lo que acudían a él para que les ayudara, quizá dándoles un talismán, o haciendo un conjuro o algún hechizo, para que el amor que ellos sentían No terminara nunca y ellos estuvieran por siempre juntos.
El Viejo Brujo los miró profundamente y los vio jovenes y enamorados, llenos de fe y esperanza, pero a la vez temerosos de dejar de amarse. Después de una reflexión profunda, el Viejo Brujo les dijo a los anhelantes y enamorados jovenes: "Para cuidar el amor, quiero enseñarles algo, pero es una tarea tanto difícil como riesgosa. ¿Están dispuestos a realizar esa tarea?" Estamos dispuestos, respondieron los jovenes entusiasmados.
El Viejo Brujo dijo: "Toro Bravo, deberás escalar la Montaña del Trueno, y cuando llegues a la cima buscarás a la más bravía de todas las águilas y solamente con tus manos y una red deberás atraparla sin heridas y traerla ante mí viva, el tercer día después de la Luna Llena. Y tú Nube Blanca, escalarás la Montaña cuya cima se encuentra por encima de las nubes, y buscar en ella al halcón más fuerte del lugar, y deberás atraparlo solo con tus manos y una red, sin herirlo, y traerlo ante mí el tercer día después de la luna llena.
Toro Bravo y Nube Blanca partieron a sus respectivas montañas a cumplir lo ordenado por el Viejo brujo de la Tribu. La empresa no fue nada fácil, encontrando dificultades y obstáculos en el camino, pero al final lograron lo ordenado.
El tercer día después de la Luna llena, los jovenes se presentaron ante el Viejo Brujo, llevando Toro Bravo el águila y Nube Blanca el halcón. El Viejo brujo les dio a los jovenes unas tiras de cuero y les dijo que les ataran las patas entre si con esas tiras de cuero, y después de anudarlas, las soltaran para que volaren libres. Los jovenes hicieron lo ordenado. El Aguila y el Halcón intentaron volar pero solo consiguieron revolcarse en el piso. Unos minutos después , enojadas las aves, arremetieron a picotazos entre sí hasta lastimarse.
"Este es el conjuro" dijo el Viejo brujo: "Jamás olviden lo que han visto, son ustedes dos como un águila y un halcón; si se atan el uno al otro, aunque lo hagan por amor, no solo vivirán arrastrándose, sino que además , tarde o temprano, empezarán a lastimarse uno al otro. Si quieren que el amor entre ustedes perdure, vuelen juntos pero jamás atados.
Y quizá el secreto del vínculo del amor sea: "Hacer del Amor un vínculo, un sutil lazo que una sus almas, más nunca una atadura que limite su libertad de ser y los conduzca a hacerse daño entre sí"

Responder

MensajePublicado: Ago 18 2016    Título: EL LIMITE DEL AMOR
AMADEUS | Mensajes: 249 | Usuario Bronze Usuario Bronze

El amor tiene un límite y se llama dignidad

El amor siempre tendrá un límite y es la dignidad. Porque ese respeto que cada uno tenemos por nosotros mismos tiene un precio muy alto y jamás aceptará rebajas con las que saciar un amor que no llena, que duele y vulnera.

Decía Pablo Neruda que el amor es corto y el olvido muy largo. Ahora bien, entre medio siempre queda esa “luz de luciérnaga” que se enciende de modo natural en las noches oscuras para indicarnos dónde está el límite, para recordarnos que es mejor un largo olvido que un largo tormento en el que terminemos vendiendo nuestra dignidad.

En ocasiones, no hay más remedio que olvidar lo que uno siente para recordar lo que valemos. Porque la dignidad no debe perderse por nadie, porque el amor no se ruega ni se suplica, y aunque nunca debe perderse un amor por orgullo tampoco hay que perder la dignidad por amor.
Lo creamos o no, la dignidad es ese hilo frágil y delicado que tantas veces comprometemos, que puede quebrarse hasta descoser los vínculos de nuestras relaciones afectivas. Son muchas las ocasiones en que cruzamos esa frontera sin querer hasta dejarnos llevar por unos extremos en los que nuestros límites morales se vuelven débiles, pensamos que por amor todo vale la pena y que cualquier renuncia es poca.

Porque el amor y la dignidad son dos corrientes en un océa.no convulso, en el cual incluso el marinero más experimentado puede perder el rumbo.


El orgullo y la dignidad del amor propio

A menudo suele decirse que al orgullo lo alimenta el ego y a la dignidad el espíritu. Sea como sea, estas dos dimensiones psicológicas son dos habitantes cotidianos en las complejas islas de las relaciones afectivas, y que en ocasiones, suelen confundirse.

El orgullo, por ejemplo, es un enemigo sobradamente conocido que suele asociarse al amor propio. No obstante, va un paso más allá, porque el orgullo es un arquitecto especializado en alzar muros y en tejer alambradas en nuestras relaciones, en aderezar con la arrogancia cada detalle y en hendir el victimismo en cada palabra. Aunque bajo todos estos actos destructivos lo que se enmascara en realidad es una baja autoestima.

Por su parte, la dignidad es justo lo contrario. Actúa escuchando en todo momento la voz de nuestro “yo” para afianzar lo más bello del ser humano, como es el autorespeto, sin olvidar el respeto por los demás. Aquí el concepto del amor propio adquiere su máximo sentido porque se nutre de él para protegerse sin dañar a otros: sin causar efectos “colaterales”, pero validando en todo momento la propia autoestima.

La dignidad tiene un precio muy alto

La dignidad no se se vende, ni se pierde ni se regala. Porque una derrota a tiempo siempre será más digna que una victoria si logramos salir “enteros” de esa batalla, con el rostro bien alto, el corazón entero y una tristeza que acabarán desinfectando los años y las ilusiones renovadas.

La gente suele pensar que no hay nada peor como ser abandonados por alguien a quien queremos. No es así, lo más destructivo es perderse a uno mismo amando a quien no nos quiere.

En el amor sano y digno no caben los martirios ni resignaciones, esas en las que nos decirnos que todo vale con tal de estar al lado del ser amado. Porque, en realidad, donde nos posicionamos es a su sombra, ahí donde ya no quedarán más días soleados para nuestro corazón ni aliento para nuestras esperanzas.

Por ello, y para evitar caer en estas convulsas corrientes afectivas vale la pena reflexionar en las siguientes cuestiones, que sin duda, pueden servirnos de ayuda:

En las relaciones afectivas los sacrificios tienen fronteras que señalizar. No estamos obligados a dar respuesta a todos los problemas de la pareja, a ofrecerle aire cada vez que respire ni a tener que apagar tu luz para que él o ella brille. Recuerda dónde está el auténtico límite: en tu dignidad.

El amor se siente, se toca y se crea cada día. Si no percibimos nada de esto no servirá de nada pedirlo, ni aún menos esperar sentados a que acontezca un milagro que no tiene sentido. El asumir que ya no somos amados es un acto de valentía que nos evitará derivar en situaciones tan delicadas como destructivas.

El amor jamás deberá ser ciego. Por mucho que se defienda esta idea es necesario recordar que siempre será mejor ofrecerse a alguien con los ojos bien abiertos, el corazón encendido y con la dignidad muy alta. Solo entonces seremos auténticos artesanos de esas relaciones dignas que valen la pena, donde respetar y ser respetados, donde crear cada día un escenario sano donde no “todo vale”, sin juegos de poder ni sacrificios irracionales.

La dignidad es y será siempre el reconocimiento de que somos merecedores de cosas mejores, porque siempre será mejor una soledad digna a una vida de carencias, a relaciones incompletas que nos hacen creer que somos actores secundarios en el teatro de nuestras existencias. No lo permitas, no pierdas tu dignidad por nadie.

Responder

MensajePublicado: Ago 29 2016    Título: LAS RELACIONES ÍNTIMAS
AMADEUS | Mensajes: 249 | Usuario Bronze Usuario Bronze

RELACIONES ÍNTIMAS

La intimidad está relacionada a la parte más íntima del ser humano, a su ser, a su esencia, a su alma, a su espíritu, a su atman, a su yo, o como quiera llamarle. El Ser interior del Ser humano está en estrecha relación con su pensamiento, con su sentir, con su voluntad, con su atención, con su motricidad, con sus deseos y aversiones, con diversas estructuras de tipo sutil o psíquico que lo hacen único e irrepetible.
Por relaciones íntimas no me estoy refiriendo a relaciones s*xual, sino a todas las relaciones de tipo íntimo que el ser humano experimenta a lo largo de su vida, sí, desde antes de su nacimiento hasta su muerte. La primer relación de tipo íntimo de un ser humano, es sin lugar a dudas con la mama. Es tan íntima la relación mama-hijo(a) que las dos partes forman un solo cuerpo, un solo organismo, aunque con una potencial vida independiente que se manifiesta en el momento del parto, del nacimiento, fecha que marca la separación en dos cuerpos, el de la mama y el hijo(a).
En la mayoría de los casos, el ser humano mantiene una relación íntima con su mama, con su padre, con hermanos si los hay, con abuelos paternos y maternos, con tíos y tías, así como con primos y sobrinos, es decir con la familia. Pero, aunque los lazos familiares son una forma de relación un tanto íntima, no necesariamente será así en todos los casos. Hay casos en que se establece una relación muy estrecha o íntima con la mama o a veces con el padre, a veces con ambos, pero es frecuente que exista una mayor afinidad con uno más que con el otro, igual sucede con hermanos, hay casos de familias donde son 12 hermanos, pero con quien se construye una relación más íntima es con un determinado hermano o hermana.
Luego, además de los lazos o relaciones familiares, en las que se puede o no construir una relación íntima, surgen en la vida de los seres humanos, los amigos y las amigas, los compañeros de escuela, los vecinos y las vecinas. De entre todo el grupo de conocidos, algunos merecerán la etiqueta de ser amigos y de entre el grupo de amigos, con alguno o alguna quizá se de una relación de tipo íntimo. Repito no nos referimos con el término íntimo a algo s*xual, sino una relación íntima, en donde dos personas se relacionan, conociendo y siendo conocidos en sus aspectos más íntimos como personas, su pensamiento, sus sentimientos, sus deseos, sus miedos, sus sueños etc etc.
Conforme el ser humano va madurando tanto física, como emocional, mental, espiritual y socialmente, va experimentando que a lo largo de su vida habrá mantenido varias relaciones de tipo íntimo, en ese viaje hacia la madurez por la vida, el ser humano, va experimentando diversas forma de intimidad, en diversos grados, en diversas profundidades, en diversos grados de trascendencia y a la vez, el ser humano va experimentando lazos de amistad así como lazos de amor de tipo familiar con diversos grados de intimidad.
Al alcanzar la edad adulta y cierto grado de madurez, el ser humano siente la necesidad tanto de amar como de ser amado, experimenta tanto la atracción con personas del s*xo opuesto y la confianza mutua, conforme crece el conocimiento, crece la confianza, y progresivamente tanto el hombre como la mujer, van conociendo al otro u otra y a la vez van siendo conocidos, van desnudando su alma, conociendo la esencia de la otra persona, quizá con temor, porque el ser humano se siente vulnerable en su parte íntima. El amor humano es un estado que permite la relación íntima entre dos almas, en la que tanto uno como el otro se sienten que aman y son amados, confían y dan confianza, atraen y son atraídos. La atracción íntima puede ir o no, acompañada de una atracción física o s*xual intensa.
Quienes logran construir una relación íntima intensa, profunda, trascendente con otra persona es sin lugar a dudas por medio del amor humano, el cual es el remedio para proporcionar alivio a la soledad interior, a la angustia existencial, a la frustración y desdicha. Es por medio del amor humano que se logra una relación íntima valiosa y trascendente, que el ser humano, tanto el hombre como la mujer logran la tan anhelada libertad interior, en la que aceptan al otro como es y son aceptados por el otro también como es, creciendo la autoconfianza, la autoestima, la seguridad interior.

Responder


<<Ver mensaje anterior
:: Ver mensaje siguiente>>

Eventos y Lugares GDL



Cambiar a: